COLABORACIÓN CON EL SERVICIO DE ENDOSCOPIA BARIATRICA de HOSPITAL UNIVERSITARIO MADRID SANCHINARRO: Por el Dr. Gontrand Lopez-Nava

Este servicio está dirigido por el Dr. Gontrand Lopez-Nava que cuenta con una amplia experiencia en todos los tratamientos de la obesidad por vía endoscópica.

Este servicio está dirigido por el Dr. Gontrand Lopez-Nava que cuenta con una amplia experiencia en todos los tratamientos de la obesidad por vía endoscópica, orientados a ayudar a solucionar el problema de obesidades importantes o severas.

El Dr. Fdez. Corbelle, director de Prevén Salud es, además, coordinador del área de nutrición del servicio de endoscopia bariátrica del Dr. Lopez Nava en el Hospital Universitario Madrid Sanchinarro. Asesora en la conveniencia de cada técnica endoscópica para la obesidad y luego lleva el tratamiento nutricional de los pacientes intervenidos.

Las técnicas ofrecidas son:

a) BALON INTRAGÁSTRICO: La colocación del balón intragástrico no se realiza con una intervención quirúrgica: el balón se introduce por la boca, mediante endoscopia, y una vez alojado en el estómago, se rellena con suero fisiológico. El procedimiento dura apenas una hora y no se realizan incisiones ni cicatrices externas. El paciente puede regresar a su casa el mismo día de la intervención. El balón intragástrico se aloja en el estómago durante un máximo de seis meses, periodo tras el cual se extrae, nuevamente, mediante endoscopia. La función del balón es retrasar la sensación de hambre y reducir la ingesta de alimentos durante las comidas al producirse antes la sensación de saciedad

b) METODO POSE: (Cirugía Primaria Endoluminal de la Obesidad) es un novedoso tratamiento de reducción de estómago vía oral que representa la opción menos invasiva y más segura para luchar contra la obesidad.

El método POSE no es una operación de cirugía abierta, sino una intervención quirúrgica realizada mediante endoscopio, con sedación general, que consiste en la realización de una serie de pliegues en el fundus gástrico con el objetivo de reducir la capacidad del estómago. En este tipo de reducción de estómago no se realizan, pues, incisiones ni cicatrices externas. El tiempo de la intervención, efectuada bajo anestesia general, es de aproximadamente una hora. En menos de 48 horas el paciente puede reincorporarse a su rutina normal. Una vez limitada la capacidad del estómago el paciente muestra una mayor saciedad con una ingesta menor de alimentos en cada comida a la vez que retrasa la aparición de la sensación hambre.

c) METODO APOLLO: también conocido como manga gástrica sin cirugía, es un novedoso tratamiento de reducción de estómago vía oral que consiste en la realización de suturas en la cavidad interna del estómago evitando la cirugía abierta, es decir, mediante endoscopia, para limitar de este modo su capacidad. El método APOLLO no es una operación quirúrgica sino una intervención endoscópica: las suturas en la cavidad interna del estómago se realizan mediante la introducción de un endoscopio por la boca del paciente. La intervención, bajo anestesia general, se lleva a cabo en un quirófano dotado de todas las medidas de seguridad y con los mejores especialistas.

El sistema del método APOLLO consiste en un dispositivo que permite realizar sutura en la pared del estómago y reducir la capacidad del mismo, lo que proporciona la aparición de sensación de saciedad con la ingesta de poca cantidad de alimentos. Este sistema permite la disminución de la luz gástrica sin necesidad de incisiones ni largos postoperatorios, evitando de este modo los inconvenientes de la cirugía tradicional.

d) ENDOBARRIER: es un revestimiento delgado, flexible y en forma de tubo, que se coloca en la pared del intestino y crea una barrera física entre la pared intestinal y la comida que usted consume. Cambia la manera en que su cuerpo responde a las comidas y puede reducir su nivel de glucosa en sangre al tiempo que le ayuda a adelgazar.

El revestimiento del EndoBarrier se coloca en la parte superior del intestino. Se introduce mediante una cápsula pequeña que está colocada en un tubo delgado de plástico, mediante la ayuda de sistemas de colocación, endoscopios flexibles, cámaras y radiografías. El EndoBarrier, en consecuencia, puede ser una solución global para los pacientes, en particular aquellos que sufren de diabetes de tipo 2 y exceso de peso.